Pin It

#IoT problemas en los artefactos del hogar y los transforma en soluciones

Los fabricantes de electrodomésticos miran con buenos ojos la posibilidad de incorporar sensores en sus productos para conocer, en tiempo real, su funcionamiento, luego de que fueron adquiridos. En un momento en el que todo parece ya haber sido inventado, QuadMinds desarrolló una serie de dispositivos que permite a las empresas anticiparse a fallas y asegurar un óptimo servicio post venta.

161110-9

– Sensores instalados en los electrodomésticos, permiten que los fabricantes puedan  predecir fallas y mejorar la experiencia de uso de los consumidores.

El uso de sensores conectados a Internet se sigue expandiendo en múltiples usos. Esta vez, los protagonistas no son las ciudades, vehículos o vestimenta, sino los electrodomésticos hogareños.  Internet da lugar a la creación de nuevas soluciones y ante este escenario, ¿qué nuevos objetos se pueden conectar para obtener datos y mejorar el servicio a los clientes?.

La respuesta está al alcance de la mano: electrodomésticos que, conectados a Internet mediante sensores, revelan desperfectos técnicos, son capaces de detectar cambios en la tensión eléctrica y anticipan a los fabricantes posibles fallas. Además, les permite conocer más acerca la utilidad, el ciclo de vida de los aparatos, y, lo más importante, conocer mejor a sus clientes y las zonas en las que más utilidad tiene el producto en cuestión.

A la hora de hablar de gestión, es importante recalcar que todos los datos que revelan los sensores se traducen en información visible en una plataforma online. De esta forma, las empresas fabricantes pueden tomar mejores decisiones e implementar mejoras, ya que conocen al 100% la performance de sus productos mientras están siendo utilizados. Algo que hasta ahora no existía, ya que la relación fabricante-cliente era únicamente a través del retail o punto de venta.

Por otra parte, los consumidores van a poder gestionar un ecosistema de equipos conectados en su hogar –por Wi-F o red GSM-. De esta forma, estarán habilitados para solicitar pedidos técnicos mediante una aplicación, reduciendo el tiempo de espera, recibiendo una mejor atención y calidad de servicio.

Entre los principales usos de esta tecnología, se destaca la instalación de sensores en heladeras, lavarropas, microondas, freezers, lavavajillas, equipos de aire acondicionado, secarropas, televisores, entre otros.

“Estamos ante un antes y un después en la historia de la industria. Hasta este momento, los fabricantes no tenían forma de saber cómo funcionaban sus productos una vez fueron vendidos. Ahora, gracias a la instalación de sensores, podrán tener una comunicación fluida, directa y eficaz con los clientes, anticipándose a fallas y mejorando sensiblemente sus servicios de post venta”, aseguró Guillermo Castelli, CEO y Fundador de QuadMinds.

Author: arielmcorg

Share This Post On