Pin It

#TI – GS1 y el lenguaje mundial de los negocios

GS1, organización global sin fines de lucro dedicada al diseño e implementación de Estándares Globales para la identificación y captura de información de productos, bienes y servicios de todas las cadenas de valor, abrió las puertas del primer Centro de Desarrollo del país.

KODAK Digital Still Camera
– A través de la creación de códigos de barras, esta organización sin fines de lucro busca simplificar las etapas operativas, reducir costos y mejorar en eficiencia y servicio al consumidor.

El mismo, consta de un didáctico recorrido por la historia de la organización en donde los visitantes pueden conocer en detalle las soluciones de identificación y trazabilidad que los estándares de GS1 logran. “Generamos este espacio de experiencias interactivas para explicar de manera simple, clara y directa las soluciones de identificación y trazabilidad que ‎GS1 tiene para las distintas unidades de negocios”, explicó Rubén Calonico, Gerente General de GS1 Argentina.

GS1 Argentina se orienta y especializa por sectores de negocio para optimizar el servicio de distintos sectores como:
– Consumo masivo
Optimizar la rentabilidad del sector y realizar estudios de Faltantes de Mercadería en Góndola
– Transporte & Logística
Aportar visibilidad y eficiencia en toda la cadena de abastecimiento
– Cuidado de la salud
Brindar eficiencia y generar ahorros en los procesos
– Agroalimentos
Identificación de productos, automatización de procesos y trazabilidad en toda la cadena de valor

“Los aportes de GS1 Argentina a las cadenas de valor de sus asociados han permitido simplificar las etapas operativas, reducir costos y mejorar en eficiencia y servicio al consumidor. Como el consumidor es cada vez más demandante y la tecnología evoluciona día a día, trabajamos arduamente para mantenernos siempre en vanguardia”, dijo Rubén Calónico, gerente general de GS1 Argentina en la presentación del Centro de Desarrollo.

CÓDIGO DE BARRAS: Lenguaje único de la economía globalizada
El comercio cambia constantemente buscando perfeccionar el servicio y la relación con los clientes. La evolución llevó al comercio desde el trueque hasta el e-commerce y, desde el siglo pasado, pasó de la tarea manual a la automatización de la información en todos los puntos de la cadena de valor.

La Industria Americana de Productos Alimenticios, el 3 de abril de 1973, generaron el Código de Barras GS1 para identificar los productos, creando así un lenguaje mundial de negocios.

En Argentina, a través de la Cámara Argentina de Supermercados se comenzó a gestionar en 1984 la difusión y desarrollo del código de barras. De esta manera, en 1985 nació la Asociación Civil Argentina de Codificación de Productos Comerciales (Código).

En 1985 la empresa Llauró e Hijos identificó su jabón en polvo Dúplex con un código de barras, convirtiéndose en el primer envase de consumo masivo en incorporar esta tecnología. Hoy en día desde la ANMAT – para combatir el comercio ilegal de medicamentos –  hasta Pymes, miles de organismos e instituciones utilizan el código de barras para poder identificar sus productos.

Recientemente, por ejemplo, la Aduana Nacional Argentina dispuso la utilización de los estándares GS1 en los procedimientos utilizados en operaciones de comercio con el exterior a fin de combatir el fraude y la falsificación marcaria.

Author: arielmcorg

Share This Post On
A %d blogueros les gusta esto: